10 claves para mejorar el SEO de tu página WEB – Parte 2
Te proponemos las 5 últimas de 10 claves con las que mejorar el SEO de tu página web y posicionarla en Google

La semana pasada comenzábamos con la primera pare de este artículo donde te enseñamos 10 claves para mejorar el SEO de tu página Web. En el pasado post os dimos las 5 primeras claves y hoy vamos a finalizarlo con otras 5 claves que estamos seguros te ayudaran con el tráfico de tu página.

Os recomendamos pasar por la primera parte del artículo para tener en cuenta todas las claves antes de ponerte a diseñar tu estrategia para mejorar el SEO de tu página Web.

Sin más dilación, vamos a por estas 5 claves:

 

6. Contenido optimizado de calidad

Redacción SEO. Tu texto debe estar adecuado a la temática, pero siempre incorporando la palabra clave principal que hayamos escogido, así como una serie de términos (variedad de términos utilizados en el contenido) relacionados íntimamente con la misma en cuanto a intención de búsqueda.

La densidad de esta keyword debe ser lo suficientemente alta para posicionar el texto, pero no debe ser excesiva de cara a una lectura natural por parte de los usuarios y no incurrir en problemas de keyword Stuffing con Google (repetición excesiva de términos considerada como una técnica spam por el motor de búsqueda).

Lo ideal es una densidad de entre el 1% y el 2% de aparición en relación al número de palabras totales del texto

El contenido debe estar relacionado entre sí de forma que permita un enlazado natural. Y que aporte valor dentro del mismo al usuario, llevándole de un artículo a otro.

Por ejemplo, si está leyendo un post de tu blog e incluyes un enlace a otro artículo que amplía algún tema específico tocado en el otro post.

Imágenes optimizadas. Otro de los elementos que te ayudará a mejorar el SEO de tu página Web, son las imágenes.

Deben adaptarse a las medidas de nuestra web, estableciendo un diseño estándar que favorezca la usabilidad de la página.

Lo más recomendable es que tengan un peso menor de 100 KB y estén guardadas con el nombre de alguna de las longtails relacionadas que hemos utilizado en nuestro texto.

Además, se deberá marcar el atributo alt en las mismas para favorecer:

  1. El entendimiento por parte del buscador de su relación con el contenido al que acompaña e ilustra.
  2. Su indexación y posicionamiento por parte de los motores de búsqueda

 

7. Optimización On page del sitio

 

Todo lo que ocurra en tu página tiene que estar optimizado de cara a nuestra estrategia SEO.

Y sí, el SEO On page influye (y mucho) en el posicionamiento orgánico.

Para entenderlo de forma sencilla, es como limpiar una vivienda antes de proceder a pintarla.

Para realizar una correcta optimización, debes prestar atención a los siguientes aspectos.

Enlazado interno y externo. Los enlaces internos aportarán riqueza a tus contenidos.

Y es que proporcionan a nuestros usuarios más información que pueda servirles de utilidad de cara a comprender el texto principal.

Su uso, además, favorece el tiempo de estancia en tu web y el número de páginas vistas.

Eso sí, debe ser un enlazado coherente y de calidad, pues si enlazas a discreción sin ningún tipo de sentido, nos penalizará en nuestra estrategia SEO o se diluirá el link juice (fuerza del posicionamiento) por páginas del dominio que realmente no son interesantes de cara a su posicionamiento (como por ejemplo, las páginas “sobre nosotros” y “contacto”).

Otro aspecto importante en tu estrategia SEO es el uso de enlazado externo.

Esto nos puede aportar a su vez enlaces externos que llevan a tu web (por ejemplo, si haces un ranking y mencionas a algunas empresas del sector, luego puedes pedirles lo mismo a cambio, o incluso puede que otras empresas quieran aparecer en dicho listado y te ofrezcan algún enlace o mención a cambio).

Lo más recomendable es incluir uno en cada texto, enlazando a páginas de autoridad que aporten al lector un valor añadido respecto al contenido que ya está visualizando.

Por último, es vital revisar todo el enlazado web que se encuentre en tu página.

Y es que si dispones de muchos enlaces rotos para los que aparezcan los fatídicos errores 404, estarás perdiendo mucho de lo realizado para mejorar el SEO de tu página Web.

Revisa tus URLs y si has optimizado algunas de ellas, asegúrate de hacer las redirecciones correctas desde la URL antigua a la nueva.

URL y metadescription. La optimización del SEO On page dependerá en gran medida de la disposición de tus URLs.

Cuanto más fácil se lo pongas a Google para que rastree tus páginas, mucho mejor.

Por ello, hay que insistir en hacer las URLs amigables en todas y cada una de tus páginas.

Esto quiere decir, usar las palabras clave de forma breve y concisa en las mismas (recordar, siempre una keyword por página y no repetirla en ninguna otra para no generar problemas de paginación).

Por ejemplo, si tu texto trata sobre “reparación de barcos de vela”, la URL amigable de dicho texto sería “reparacion-barcos-vela”.

Siempre en minúsculas y sin acentos en ninguna palabra.

De ello, dependerán gran parte de los resultados en tu estrategia SEO.

También será necesario indicar a Google con un rel canonical, la URL página para indicarle que esta es la página que debe posicionar para dicho término y no otra dentro del dominio.

Por otro lado, debes poner mucho cuidado en tu metadescription.

Este es el pequeño párrafo de tu página que aparece en los resultados de Google cuando alguien está realizando una búsqueda.

Ha de ser breve, llamativa e incluir la palabra clave objetivo ya que esto mejorará sensiblemente el CTR (click to rate).

 

8. Detectar problemas de usabilidad web

 

No olvides prestar atención al diseño y la usabilidad web.

Que tu página sea atractiva (diseño limpio, cuidado y moderno), clara, sencilla y cómoda a la hora de navegar, tanto en ordenador como en dispositivos inteligentes, será fundamental.

No solo para mejorar la experiencia de usuario en el sitio, sino también de cara al motor de búsqueda, ya que esta usabilidad será premiada por Google y por el usuario, que aumentará su tiempo de estancia.

Por ejemplo, las cajas de contenido en los artículos del blog, ofrecen una gran usabilidad al usuario, ya que gracias a las anclas, puede llegar a la parte del contenido que desee sin necesidad de hacer scroll en la página.

Pero también, resulta muy práctico de cara al motor de búsqueda, que posicionará mejor este debido a que le facilita el rastreo del mismo y el entendimiento de su estructura de una forma lógica.

De igual modo ocurre con elementos como el site map o el menú principal.

Son aspectos fundamentales para mejorar la usabilidad web, pero también afectan de manera muy directa al posicionamiento del sitio. 

 

9. Seo Off Page

 

El SEO Off Page es tan importante como el On Page.

Se trata de todo aquello que no podemos controlar directamente, pero podemos influir en su consecución.

Principalmente, se basa en los enlaces externos que dirigen a nuestra web (enlaces entrantes), algo que se conoce popularmente como Link Building.

¿Cómo conseguirlos?

Hay diferentes formas, aunque la ideal es creando contenidos de calidad que susciten en nuestros lectores el interés por compartirlos en sus blogs, en sus redes sociales, etcétera.

Eso es lo que se denomina linkbaiting y es la mejor forma de obtener enlaces naturales y de calidad sin coste alguno.

El problema es que, generalmente, cuando cuentas con un dominio con muy poca autoridad y pocos términos posicionados, será muy complicado que otros medios los encuentren y que por tanto los enlacen.

Por ello, existen otras formas de conseguir enlaces de calidad que apunten a nuestro sitio, como por ejemplo, desde nuestras propias redes sociales, haciendo guest posting, intercambiando recomendaciones con otras webs, directorios de empresas, etcétera.

Tener un enlazado de calidad ayudará en gran medida al éxito de nuestra estrategia SEO.

 

10. Monitorización de términos

 

La monitorización de términos es la última de las claves SEO que te propongo en tu estrategia SEO.

Se trata de realizar un seguimiento de nuestras palabras clave y de las que utilizaremos en un futuro.

Así pues, prestaremos atención entre otras cosas a:

  • Su aceptación.
  • Su tendencia de búsqueda.
  • Si ha variado su volumen de visitas y/o su intención de búsqueda (Google puede variar los resultados ofrecidos para dichos términos a lo largo del tiempo a fin de ajustarse a las intenciones de búsqueda dominantes en cada momento).
  • El ranking o posición que han escalado en los resultados ofrecidos por el motor.
  • Las variaciones de dichas posiciones.
  • Y más.

Por último, pero no por ello menos importante, podemos mencionar como otras de las claves SEO fundamentales de cualquier estrategia SEO a la paciencia, el tesón y la persistencia.

Y es que siempre hacen falta.

Ten en cuenta que por muy bien que se hagan las cosas, en muchos casos depende de Google el tiempo y la forma en que se posicione tu sitio, por lo que no hay que rendirse ni desesperarse.

Confía en el trabajo realizado y continúa por el mismo camino, tarde o temprano tendrás tu recompensa.

 

Si te ha gustado este artículo de nuestra ACADEMY no olvides compartirlo en Redes Sociales con todos tus amigos. ¡¡Te esperamos en el siguiente Post!!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *